Alimentación y Desarrollo del Habla en los Niños

Bienvenidos, soy Lorena Sánchez, Fonoaudióloga, yo les quiero hablar de la relación que existe entre el desarrollo de la alimentación y el habla, la alimentación es un pre-requisito fundamental para adquirir el lenguaje hablado, y sencillamente porque los órganos que usamos al momento de alimentarnos son los mismos órganos que usamos en el momento de hablar.

Cuando nos alimentamos realizamos una serie de movimientos, estos movimientos van a ejercitar poco a poco nuestra musculatura orofacial y a medida que estos se van ejercitando, van adquiriendo y van a mejorar su fuerza, su coordinación y su tono y más adelante esos movimientos van a ser muy necesarios para nosotros poder articular y producir correctamente los fonemas o los sonidos que usamos al hablar.

Les coloco un ejemplo, cuando un niño nace, llegamos al punto de decidir cómo lo vamos a alimentar, entonces se elige que sea con la lactancia materna y otros con el tetero, en cualquiera de los dos casos, el bebe tiene que succionar. 

Primeramente esa succión va a ser un reflejo, va a ser algo involuntario, todo lo que se le acerque a la boquita de ese recién nacido va a hacer ese movimiento sin pensarlo, va a ser automático, pero a medida que este bebe va creciendo este movimiento no va a ser muy reflejo, sino que como su sistema va madurando, va a ser una actividad voluntaria, él va decidir cuándo succiona y cuando no. 

Nosotros como padres entonces comenzamos a enseñarles cómo va a usar la cuchara, y en este momento este bebe va a comenzar a descubrir nuevos movimientos, va a descubrir que estando la cuchara en su paladar, esta cuchara tiene otra forma que no la tiene el tetero o el seno y va a comenzar a colocar la lengua, la boca y los labiecitos de otra forma, y así mismo se va a dar cuenta que con esta cuchara, no todas las veces tiene que succionar sino que tiene que hacer un barrido de los alimentos que hay ahí, ¿Por qué?, porque ya nosotros estamos añadiendo en esta dieta alimentaria, los nuevos alimentos como papillas y triturados.

Lo mismo pasa con el uso del vaso, cuando le comenzamos a enseñarles a usar el vaso, ese niño comienza a explorar nuevos movimientos y entonces comienza a colocar la boca de otra forma, y empieza a jugar y a descubrir y explorar estos nuevos patrones; cuando va creciendo y comienzan a salir estos nuevos dientecitos, comenzamos nosotros a añadir las texturas sólidas y él comienza a explorar el nuevo proceso de masticación y va a aprender un nuevo patrón de movimiento.

Entonces nos damos cuenta que ese trabajo que el niño realiza día a día, en los músculos o en las estructuras que participan en la alimentación que son las mismas estructuras que participan en el habla, le van a ayudar adquirir nuevos aprendizajes, nuevas destrezas y nuevos movimientos y es así como él a través de la exploración comienza a jugar con todos estos órganos y entonces está comiendo y comienza a mover su lengua, a jugar con ella para arriba, comienza para arriba para abajo, porque no quiere más comida y comienza también a imitar los movimientos del adulto, y esto le va a ayudar a que sus movimientos se vuelvan más complejos y más adelante comience a pronunciar y a producir sonidos.

Un ejemplo, cuando el niño comienza a hacer el movimiento para limpiar la cuchara, está ejercitando la musculatura labial y más adelante esta musculatura y ese movimiento nos va a ayudar a que pronuncie correctamente el fonema m, como así decir ma, ahí vemos como la alimentación comenzó a favorecer el desarrollo del habla.

Por eso es muy importante papás, no estancarse en la alimentación, no estancarse en darles una sola textura, sino que ir avanzando en la medida que el niño lo permita y que el pediatra lo sugiera, que ya puede ir añadiendo esta textura y que ya puedo comenzar con sólidos, no nos de miedo comenzar con los sólidos, a ellos esto, les va a favorecer enormemente el desarrollo del lenguaje. 

Muchas veces llegan a consulta niños con retraso en el habla o con dificultades de pronunciación, por falta de tono muscular, o de coordinación o de actividad muscular y es entonces cuando miramos que hay algunas falencias en el proceso de alimentación.

Ya hemos visto cómo todo esto es un paso a paso, todo esto es algo complejo y que no se da de la noche a la mañana, por eso es que el proceso de alimentación no es algo automático, es algo que lleva un proceso y un periodo y por eso es que es importante respetar los ritmos de los niños.

Hay niños que comienzan más temprano con la alimentación o a comer todo tipo de alimentos como hay otros niños que se demoran más, ¿Por qué? Porque no todos somos iguales, hay unos niños que aceptan más fácilmente los sólidos y hay otros niños que se demoran más, todo es de aprender a respetar el ritmo, lo mismo es lo que pasa con el habla,

El habla es un proceso que se da, poco a poco, ¿Por qué?, porque necesita un aprendizaje y un entrenamiento anterior y todo esto nos va a permitir que se dé un desarrollo adecuado del habla, por eso es que tenemos que aprender a respetar los tiempos y los períodos de los niños, cierto y desde luego de cada niño. 

Bueno, ya esto ha sido todo por hoy y me gusto compartir esta información con ustedes y espero que haya sido de utilidad y nos vemos en una próxima.

Productos para la Nutrición de tu Bebe

Te invitamos a revisar estos artículos:

Te invitamos a hacer parte de nuestra comunidad en YouTube ❤️ donde encontraras consejos, recetas y videos interesantes.

Escribir un comentario

Abrir chat